CAMIONERO DE MIS CAMINOS FEBRILES


Tú…
camionero de mis caminos febriles,
dulcificas la vida en un fugaz idilio,
y yo, fuego de flor
que nace entre tus labios
gimo en la bruma del viento feroz
sintiéndote
en el regazo de mi vientre.

POEMA: EVOCACIONES ENVUELTAS EN GUISANTES